Historia de nuestras calles

Calle Guillem de Castro: En el año 1852 se hizo una avenida paralela al muro de la ciudad en sus trazados de las actuales Guillem de Castro, Játiva y Colón. La decisión del derribo fue tomada por el entonces gobernador de la provincia, Don Cirilo Amorós Pastor, con ocasión de la crisis de la industria sedera, utilizando a sus trabajadores para llevar a cabo la obra. La autorización del derribo fue firmada por la Reina Isabel II mediante Real Orden de 19 de Febrero de 1865. En 1878 se impulsó la edificación en el ensanche de Valencia, dándole la categoría de Avenida según consta en una placa en la esquina con San Vicente desde el año 1931:

AVDA. DE GUILLEM DE CASTRO
Al ilustre, compatriota y dramaturgo insigne coetario
y a todas luces precursor con otros insignes valencianos
del gran Lope y de su Escuela a la que hizo brillar fuera
de España.
Valencia y su Exmo. Ayuntamiento
rinde este tributo en el II centenario de su muerte.
MCMXXXI

Calle del Triador: Antes del 1500 se conocía esta calle como “Carrer de Conexeros”. El nombre actual viene del cargo del que elige (en valenciano triar) el ganado correspondiente a cada ganadería, y la mejor carne se destinaba a hospitales, mandatarios, etc. Se debe a que pegado al antiguo muro de la ciudad se encontraba, allá por el año 1584, el Corral de Valencia, donde se encontraba todo el ganado de la ciudad. Se compró a Doña Beatriz Ana, viuda de Don Juan Alemany el 5 de Enero de ese mismo año. Los primeros Triadors de Valencia fueron Martín y Miguel March.

Calle de San Pedro Pascual: Nació el año 1227 en el hoy conocido como Carrer de Valldigna, en una familia mozárabe, y se le llamó Pere en honor de San Pedro Nolasco. Estudió teología y humanidades, bajo la dirección de Santo Tomás de Aquino y San Buenaventura, siendo ordenado cura en 1248 y en Diciembre de 1250 ingresó en la orden de Santa María de la Merced, tomando los hábitos de mano del comendador de la orden en Valencia, Fray Arnaldo de Carcassona. En 1262 el comendador de la orden, el infante Sancho IV (hijo de Don Jaime I y Doña Violante), le nombró preceptor de la orden de Santa María de la Merced y por disposición del Papa Urbano IV es consagrado como Obispo de Granada. En 1296 Bonifacio VIII le hace Obispo de Jaén. En 1292, durante uno de sus viajes por Granada fue capturado por los moros, y en esas condiciones escribe la “Biblia Parva”, la “Historia i impugnacio de la seta de Mahomat” y un estudio combatiendo las supersticiones, todas ellas conservadas en la biblioteca del Escorial. Liberado por Mulei Abdala es capturado de nuevo a finales de 1299 y el 6 de Enero del año 1300 alcanzaba el título de Mártir al ser degollado por no abjurar de su fe cristiana.

Plaza de Almansa: En la actualidad es la plaza en la que plantamos nuestra falla. Antiguamente conocida como Plaza del Triador, por el mismo motivo que la calle, hasta que en 1960, y por orden de un decreto municipal, se cambió el nombre de las plazas que compartían denominación con las calles que las atravesaban, de tal modo que se pasó a denominar Plaza Almansa. En 1828 el Ayuntamiento le otorgó plaza de tercera categoría. En 1869 se usó como punto estratégico para levantar una barricada de las que se colocaron durante la insurrección republicana del 8 al 16 de Octubre de ese año, quedando en zona republicana. 16 años más tarde, durante la epidemia de cólera de 1885 que causó tanta mortalidad fallecieron dos personas en la plaza.

Calle Camarón: Nombrada así desde Agosto de 1877, sustituyendo el anterior nombre de Calle Nueva de la Encarnación. Se le puso el nombre en homenaje al pintor y académico de Segorbe, Don José Camarón Boronat, muerto en Valencia el 13 de Julio de 1803. No ha sido calle importante, y hoy en día menos, pero sí se trabajaba aquí la seda de los gusanos ya que era un barrio de sederos. En la parte derecha está la pared del Convento de la Encarnación, fundado en el año 1502 por el Prior de la Cartuja de Valle del Cristo, Prior del Convento de Nuestra Señora del Carmen. La falla ha llegado a tener en esta calle cuatro casals, situados en el nº 7, hoy en día tapiado, el nº 11, un primer piso, el nº 4, con planta baja y piso y otro en la esquina de la casa de las puertas.